Pata e´ Palo, el “Mocho” que nadie conoció

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email
Elevado de Pata e´ Palo años 70s

Como toda ciudad, Barquisimeto también se jacta de tener lugares con nombre muy particulares. Tal es el caso de Pata e´ Palo, denominación que ostenta el desnivel natural que conecta la Av. Libertador con la vía que conduce a la ciudad de Duaca, dirección Norte.

Generalmente resulta gracioso hablar de Pata e´ Palo ante extraños y explicar el por qué del nombre es cosa imposible, ya que no se tienen registros del mismo. De niño siempre imaginaba a un señor, al mejor estilo pirata, con su pierna de madera y su parche en el ojo, ya que nadie supo responderme. Existe un viejo chiste de la dama que iba en un libre, como llamábamos nosotros al  taxi, y que por pudor le pidió al conductor que la llevara hasta pie de madera.

En 1982 se inauguró como avenida el tramo que une a esta famosa, bajada o subida, con el Sector Polígono de Tiro, donde comienza la Intercomunal Barquisimeto – Cují – Tamaca, sin embargo, la memoria del larense y de todo aquel que lograba transitar por allí mantiene el recuerdo intacto del elevado que allí se instaló en 1978 y funcionó durante 20 años,  pues fue desmontado entre el 29 de junio y el 4 de julio de 1998.

Paro los niños de la época era una aventura pasear por el elevado, ya que era el único en toda la ciudad, fue ubicado en la Av. Libertador perpendicular a la bajada de Pata e´Palo y permitía la fluidez vehicular en esta importante intersección.  En 1977 el ingeniero Riad Bujana Saldivia propuso su instalación y lo armó un consorcio extranjero en ocho días. Fue puesto en servicio en el gobierno de Dori Parra de Orellana (1978) y como nota curiosa tenemos que poco después de su inauguración una pesada gandola lo inutilizó y mucha gente se aglomeró en el lugar a protestar. Se dice que la protesta más bien tenía tinte político,  ya que se estaba en periodo de elecciones y la oposición quiso aprovechar el incidente. El asunto tomó características de alteración pública y el gobierno disolvió a los manifestantes lanzando gases lacrimógenos.

Este ícono larense, ya desaparecido, significó tanto para nuestra población que el poeta de la esperanza, la tristeza y la desesperación como el mismo se hace llamar, Saúl Lovera, le escribió un poema denominado: Adiós elevado de Pata e´ Palo en 1998. La foto que acompaña esta historia es de D. Terraza, a quien agradecemos infinitamente por tan hermosos recuerdo.

Autor: Wilmer Araque

Tw: waraque1

Ig: araquewilmerww

 

Fuentes consultadas:

www.predicado.com/work.php?id=129876

www.www.elimpulso.com/opinion/opinion-cien-anos-de-barquisimeto-en-las-cronicas-de-fulgencio-orellana-4-por-ramon-querales
www.elimpulso.com/opinion/opinion-avenida-libetador-1-por-ramon-querales

 

Comentarios
Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email