El Famoso Decreto 14

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

En 1976 surge una norma de tránsito local, que desde un principio, se convirtió en “El Coco” de los conductores barquisimetanos y de todo aquel que transitaba nuestras vías.

Dicha regla, conocida como el Decreto 14,  permitía multar y detener a los infractores que “Se comieran la luz roja” con la finalidad de poner orden al caos imperante en la ciudad por esta contravención.

No importaba la hora, podía ser tarde la noche o de madrugada, pero si usted era capturado en flagrancia, la autoridad se hacía sentir. El Comando de Tránsito ubicado entre las Av. Carabobo y la Calle 22 (Actual sede de la Policía Nacional), serían su casa y la de su vehículo, por lo menos durante 24 horas y un máximo de 72, o durante el tiempo que usted tardaba en comunicarse con sus familiares o amigos y le pagaban la multa.

Si usted no llegaba a su destino, sobre todo en los años 70s, era muy común que cualquier interesado se acercara a las adyacencias del comando y primero verificara en las aceras circundantes para cerciorarse de que su carro lo tenían “detenido”  si lo llegaba a ver, era porque el conductor estaba “preso por comerse la luz”.

Durante el año de su promulgación, la aplicación del famoso Decreto 14 ocasionó más de 5.500 detenciones por violar luces de tránsito, y si bien es cierto que éste Decreto aterraba a cualquier conductor, sobre todo al que por descuido se pasaba una luz roja, sirvió para crear conciencia y enseñar a respetar los semáforos. En 1986 fue derogado por inconstitucional y entra en vigencia el Decreto 79 a partir del año 1987.

Aún muchos conductores recuerdan éste famoso Decreto, tanto es así que los foráneos cuando tiene mucho tiempo sin visitar Barquisimeto siguen preguntando:  ¿Aun ponen preso al que se come la luz roja?

La foto muestra el lugar que ocupaba el Comando de Tránsito, es referencial y fue publicada por Noticias Barquisimeto.Com el 22/06/2015 en un reportaje de Daniel Oviedo. Nuestro mayor agradecimiento.

Autor: Wilmer Araque

Tw: waraque1

Ig: araquewilmerww

 

Fuentes consultadas:

Edición 95 aniversario Diario El Impulso 1959 – 1998, del 24 de enero de 1999

Comentarios
Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email
PUBLICIDAD