La Globalización, el COVID 19 – Teatro de Cisnes

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Refrescando definiciones

La interacción, integración e Interdependencia presente y desarrollada entre los
países y sociedades del mundo, son características propias de la Globalización y
su proceso dinámico que achica las distancias y vincula de forma acelerada el aspecto político, económico, social y cultural en nuestro planeta. Esta realidad se
disfruta y es aprovechada en medio de innumerables aspectos de desarrollo humano
que impactan de manera directa e indirecta el presente y el futuro de la humanidad.
Son estas mismas características las que sirven en bandeja de plata la posibilidad
de que se presenten ante los ojos de todos, los llamados sucesos de CISNE
NEGRO – descritos por Nassim Nicholas Taleb en su libro del mismo nombre en el
2007 (Ediciones Paidós). El filósofo detalla claramente que estamos frente a un
CISNE NEGRO si un suceso es atípico, por encontrarse fuera del ámbito de las
expectativas regulares, genera un alto impacto socioeconómico y luego, al analizarlo
en retrospectiva como un hecho ya ocurrido, se muestra como totalmente esperado,
predecible o explicable.
En el siglo XXI podemos citar como ejemplos claros de Cisnes Negros, los
acontecimientos del 11 de septiembre, la crisis financiera Global del 2008 y en pleno
proceso desde finales del 2019, la Pandemia del COVID-19 o Coronavirus; los
cuales son excelentes referencias para ilustrar y evidenciar el concepto.
Luego de visualizar los elementos anteriores, es difícil que alguien pueda dudar o
contradecir que la globalización es un caldo de cultivo ante la posibilidad de
presentarse Cisnes Negros que bien pudieran ser de impacto positivo y brindar
progreso y bienestar masificado como fue en su momento la llegada del internet y la
posterior masificación de las comunicaciones, pero que de igual forma existe la
posibilidad que se generen de índole negativa generando situaciones difíciles y
trágicas por ejemplo en la economía, la salud y el bienestar del mundo entero.

El Cisne Negro del 2020 (COVID-19) – Visión desde Inversionistas de Riesgo
En lo relacionado a la economía globalizada y a propósito del COVID-19, por
ejemplo la firma de Capital de Riesgo SEQUOIA CAPITAL
https://www.sequoiacap.com/ , con más de 45 años y reconocida como de las
principales en el Silicon Valley por haber confiado y financiado a empresas como
Oracle, Yahoo, Cisco, Youtube, Apple y Google, entre otros, envío a inicios de
Marzo 2020 un comunicado a los fundadores y CEO de su cartera de clientes
advirtiendo que el Coronavirus podría marcar el comienzo de una desaceleración
económica prolongada y por ello instó, en su comunicado, a prepararse para la
próxima economía. Esto ya lo habría realizado de forma análoga en el 2008, siendo
acertado en su pronóstico, cuando la Crisis Financiera Global comenzaba a tener un

efecto negativo en la economía y en ese momento la nota enviada fue titulada ¨R.I.P
Good Time¨
Dentro de esa carta, se pueden evaluar las indicaciones de la firma de este año y
dada su visión global aplicarlas en diversos casos. Entre las principales
recomendaciones destacamos las siguientes:

  • Prepárese, reduzca gastos y conserve efectivo: La Pregunta clave es
    ¿Podrías soportar algunos trimestres pobres si la economía tambalea?
  • El dinero se va a secar y no cuentes con recaudar: Será difícil obtener
    financiamientos y las cobranzas se retardarán.
  • Prepárese para sobrevivir a las duras ventas: conseguir nuevos compromisos
    de parte de tus clientes y obtener nuevos, será todo un esfuerzo titánico.
  • Reduzca los gastos de publicidad y marketing: no es el momento para captar
    nuevos compradores apoyándose en publicidad.
  • Prudencia con el gasto de capital: Toda inversión y gastos de capital deben
    ser muy ponderados
    Los comentarios y análisis de esta firma no son diferentes a los de otras similares,
    sólo que SEQUOIA CAPITAL al parecer si se atreve a decirla en voz alta y también
    a afirmar que ¨se debe esperar lo peor¨…
    El Cisne Negro del 2020 (COVID-19) – Visión desde los Mercados Financieros
    Según S&P y su reciente estudio denominado Economic Implications of
    Coronavirus (https://www.spglobal.com/en/research-insights/featured/contagion), la
    situación no presume mejoría dado que al observar a mas de 70 países afectados
    por el virus, indican que se ha duplicado el impacto macro global comparándolo con
    el realizado el 11 de Febrero y detalla que ahora serán 0,5% de la línea base de
    crecimiento calculada al 3,3% del PIB (DIC 2019) siempre y cuando, la epidemia
    disminuya en el segundo trimestre del año.
    En su análisis por sectores señala que el Sub Índice de Hoteles, Resorts y Cruceros
    ha disminuido en un 29,2% a partir del 4 de Marzo. Por su parte y también
    presentando un gran descenso, globalmente las aerolíneas podrían tener una
    pérdida de hasta $ 113 billones, lo que igualaría el nivel del costo financiero de toda
    la industria en el 2008, según la Asociación Internacional de Transporte Aéreo.
    Entrando en otro sector, destaca que La OPEP también disminuyó su pronóstico de
    crecimiento en la demanda del petróleo para el 2020, el cual será ahora de solo
    480,000 b/d, teniendo así una disminución total de 1,1 millones de b/d de diciembre
    del 2019 y la mitad del nivel de crecimiento de la estimación más reciente del cartel.

En consecuencia, acordaron nuevos recortes de producción para intentar afrontar
esta reducción de la demanda que impacta directamente en el precio y en el ingreso
para los estados pertenecientes.
Pero si se observa qué ocurre en las industrias que dependen directamente del
consumidor y su gasto discrecional, como son los minoristas y las cadenas de
suministro transfronterizas (automóviles, productos electrónicos, químicos, entre
otros) se hace claro que están en riesgo desde el punto de vista del crédito,
presentando alta presión sobre los ingresos (ventas) y las ganancias (mayores
costos y gastos asociados).
Nada halagador el escenario…
Cisne Verde – Un enfoque reciente pero muy tangible
Por si lo anterior comentado fuera poco, en el teatro Globalizado, existe cabida para
la participación de otros Cisnes y es como en Febrero de 2020, el Bank for
International Settlements (BIS), conocido como “el banco de los bancos centrales”,
con sede en Basilea Suiza, publicó el libro “El Cisne Verde”, una investigación
hecha por un conjunto de especialistas reconocidos y que fue presentado ante el
público en general.
Esta investigación se basa en la metáfora del Cisne Negro, pero se refiere más
específicamente a la posibilidad de crisis financieras provocadas por el cambio
climático. Indican los autores de este esfuerzo académico, que los modelos
predictivos del pasado no están diseñados para responder a este tipo de amenaza y
que es necesario que los expertos desarrollen nuevas fórmulas que permitan
enfrentar los riesgos asociados a eventos climáticos extremos.
Es tan importante el asunto climático y el riesgo que se hace evidente ante la
economía globalizada, que se dedicó importante tiempo y espacio dentro del Foro
Económico Mundial en Davos este mismo año, evidenciando las diferentes
opiniones y visiones, al respecto, que existen dentro del mundo político, económico y
de investigación especializada.
Dentro de los riesgos identificados en un posible escenario de crisis financiera
provocada por el Cambio Climático, se mencionan los siguientes:
 Riesgo crediticio
 Riesgo de mercados
 Riesgo de liquidez
 Riesgo operativo
 Riesgo de cobertura
Como se puede observar, todo el planeta tierra y la humanidad como responsable
de estos posibles eventos, se encuentra en una exposición de alto riesgo ante este

nuevo potencial actor del Cisne Verde. Existen muchos elementos con real
posibilidad de alinearse y generar lo que ya se está pronosticando.
Crisis de Liderazgo empresarial en el teatro de lo real? – Algunas
sugerencias
La extendida y global crisis generada por el Coronavirus y su impacto en todos los
ámbitos de las sociedades y conglomerado de países, ha colocado exigentes
demandas a los líderes del mundo, incluyendo a los responsables de las políticas en
los negocios y empresas.
La escala masiva y sobre todo la imprevisibilidad del brote sin duda que genera
temores en la masa trabajadora, los empleados y en el resto de interesados,
haciendo también difícil la generación de respuestas por parte de los gerentes.
Esta situación es tipificada según la empresa consultora McKinsey en su documento
Leadersip in a crisis responding to the coronavirus outbreak and future
challenges? www.mckinsey.com como una crisis de ¨Escala de Paisaje¨ debido a
que es un evento o conjunto de estos de gran escala y acelerada velocidad, con alto
nivel de incertidumbre que genera desorientación, acompañada de una sensación de
pérdida de control y fuerte disturbio emocional.
Reconocer la crisis, sobreponerse a la normalidad, atreverse a la innovación de
respuestas, incorporar pensamientos que ayudarán a ver hacia el futuro, entre otras
posturas, son parte de un conjunto de exigencias que los líderes están afrontando y
deberán resolver sobre la marcha y pleno desarrollo de la actual situación global del
COVID-19.
McKinsey plantea un conjunto de iniciativas a los líderes empresariales, para ayudar
a conseguir mejores resultados:
Organizarse para responder: Red de Equipos
Definir, organizar y coordinar un conjunto de grupos o equipos con alta capacidad de
adaptación, que se unan por propósito común promoverá la resolución rápida a
problemas y su ejecución en momentos y situaciones de elevado estrés. Es así,
como los lideres y las organizaciones pueden movilizarse mejor estableciendo
prioridades claras y capacitando para la obtención de las mejores respuestas.
La atención de ¨arriba a abajo¨ típica en situaciones normales no funciona en
momentos diferentes, extraordinarios, inéditos e impredecibles. Por esta razón, los
equipos deben ser multidisciplinarios, diseñados para idear, actuar y hacer
seguimiento, así como también deben ser adaptables con capacidad para auto
dimensionarse sobre la propia marcha. Los lideres deben fomentar la colaboración y
transparencia entre cada participante y promover la seguridad psicológica para
afrontar los niveles de angustia e incertidumbre.
Elevar a los líderes durante una crisis: el valor de “calma deliberada” y “optimismo
limitado”

Los líderes en medio de situaciones de crisis deben asegurarse de empoderar a las
personas adecuadas para tomar decisiones en momentos oportunos en toda la Red
de Equipos. Estas personas deben recibir autoridad para tomar e implementar
lineamientos sin necesidad de esperar aprobaciones, lo cual implica la necesidad de
desarrollar una arquitectura especial para la toma de decisiones.
La eficiencia en la toma de decisiones y en la implementación de las mismas es el
punto que destaca en este aspecto recomendado y para ello los lideres de respuesta
que se han empoderado, deben poseer la ¨calma deliberada¨ con la cual se podrá
desprender de las situaciones tensas y de angustia para poder pensar claramente la
forma de resolver la situación planteada.
Y por otro lado, el ¨optimismo limitado¨ o también entendible como la confianza
combinada con el realismo, con la cual se evidencia y proyectan que están confiados
en que la organización encontrará la ruta para superar la crisis, sin ocultar que
reconocen la incertidumbre presente, la cual afrontan recopilando y manejando
mayor información
Tomar decisiones en medio de la incertidumbre: Pausa para evaluar y anticipar,
luego actúe.
Es importante aplicar evaluaciones desde diferentes puntos de vista, a frecuentes
pausas que se realicen en la gestión de la crisis dado que, al existir muchas
incógnitas y sorpresas, no se puede esperar tener toda la información para cada
decisión y tampoco recurrir sólo al uso de la intuición de manera indiscriminada.
Esto permitirá obtener ponderación de lo bien o no que funcionan sus decisiones y
respuestas, para así proseguir con nuevas evaluaciones, ponderaciones, ajustes y
acciones. Es un ciclo que debería ser continuo y con ello los líderes desarrollan la
¨calma deliberada¨ y pueden actuar con mejor coherencia sin exageraciones y con el
manejo de la información disponible.
Demostrar empatía: lidiar con la vicisitud humana como prioridad
Es un reto de primer orden que los líderes entiendan, proyecten y lidien con el
padecimiento y la situación de angustia, sentimientos negativos y los desafíos
personales, entre otras inquietudes humanas, que sienten las personas. Con este
entendimiento mostrar su empatía con el propósito de hacer una diferencia positiva
en la vida de estas en plena crisis.
En la actualidad y en medio del COVID-19, el contagio extendido, el volumen de
pérdidas humanas, la aplicación de políticas gubernamentales con prohibición de
viajes, traslados, movilización, reunión, la aplicación de cuarentena, cierre de
escuelas, entre otras innumerables situaciones personales y familiares que se viven,
deben ser entendidas por el líder y comprender acompañando con el apoyo
correspondiente, que las personas están atendiendo cada día y luchando por
resolver sus situaciones particulares.

De la misma forma y con la misma magnitud de importancia, el líder debe tener en
cuenta y considerar que su capacidad de asimilar, atender y actuar de forma
adecuada ante la presión de la crisis puede ser afectada y disminuir con el paso de
los días y el aumento del estrés y la incertidumbre. Para ello, debe practicar y
promover formas de invertir tiempo en el bienestar y de esta forma, repotenciar y
administrar sus energías, salud y capacidad para afrontar los días, semanas o
meses que aún están por venir.
Comunicación Efectiva: transparencia y actualizaciones frecuentes
Amy Edmondson escribió recientemente en su artículo ¨No escondas malas noticias
en tiempos de crisis¨ en Marzo 2020 (Harvard Business Review) “La transparencia
es el ” trabajo uno” para los líderes en una crisis. Sea claro lo que sabe, lo que no
sabe y lo que está haciendo para obtener más información”.
Esta frase describe de manera resumida y de forma clara lo que debería ser el norte
a seguir de un líder en materia comunicacional. Desarrollar comunicaciones
frecuentes, cuidadosas y según las diferentes audiencias, ayudan a tranquilizar a
todas las partes interesadas debido a que muestran claramente que se va
aprendiendo según los datos e información que se reciben.
Indicar un enfoque y mensaje optimista sin dejar de comentar sobre lo que ocurre y
lo que se está realizando, es una práctica que ayuda a mantener una poderosa
posición ante empleados y demás interesados.
Palabras de Cierre
Se debe confiar en la humanidad y su globalización, su capacidad para reinventarse,
su resiliencia del aporte de todos para conseguir la forma de salir adelante en medio
de la actual situación de Cisne Negro (COVID-19). Ayudar proactivamente desde el
puesto de cada quien, sea líder o no y se encuentre en lo empresarial o en lo
público, es de gran ayuda.
Observar, buscar datos e información pertinente, hacer pausas, ponderar, ajustar,
accionar y retroalimentarse es importante no sólo para los líderes. Debería ser una
práctica para todos y así el nivel de afectación, traumas y golpes serán de menor
tamaño y siempre representarán aprendizajes.
Es seguro que vendrán otros ¨Cisnes¨ e impactarán a un mundo globalizado que
acelera todo acontecimiento, supera toda barrera y acerca las brechas geográficas
que existen en lo físico. ¿Estaremos atentos y mejor preparados según transcurran
los tiempos?

Comentarios
Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email
PUBLICIDAD