La verdad de lo qué sucedio en Pavia con los Niños y la Granada

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email
Los menores de 10 y 8 años habrían fallecido, mientras que su hermana de 6 resulto herida.
Foto: Cortesía

La granada estaba en una quebrada. Ese fue el origen del artefacto explosivo que tenían los dos niños que murieron y la pequeña sobreviviente en la casa del sector La Esperanza de la vía a Pavia, el miércoles en la tarde.

Los cuerpos de seguridad determinaron esa localización luego de entrevistar y realizar investigaciones en la que también precisaron que el explosivo fue una granada de mano fragmentaria tipo M26 fabricada en Estados Unidos y que tiene presentaciones tipo lisa y de piña, características que coinciden con las aportadas por la niña viva cuando explicó que la “pelota” con la que jugaba ella junto a sus hermanos estaba “llena de pepas o puyas”.

Según la fuente policial, minutos antes de que ocurriera la tragedia, los dos varones de 10 y 8 años jugaban a orillas de una quebrada que está a unos 200 metros de su casa, cuando vieron lo que parecía una “pelota con un gancho” y les llamó la atención. Los hermanitos corrieron a su casa y, supuestamente, se pusieron a jugar a que “lanzaban” el objeto que parecía “una bomba como en las películas”.

Al parecer, entre la curiosidad de los hermanitos, activaron la granada y en segundos la M26 explotó. El cuerpo del menor de 10 años quedó tendido en el piso ensangrentado; el de su hermano de 8 años estaba a metros de él igual, lleno de sangre, y la pequeña de 6 años herida gritaba desesperadamente.

A los padres sólo les dio chance de auxiliar al niño de 8 años y la pequeña, pues el menor de 10 años falleció en el sitio. El pequeño de 8 años también sufrió heridas demasiado profundas y falleció en el camino, mientras que la niña fue hospitalizada con una esquirla incrustada en su abdomen.

Para los cuerpos de seguridad, según los rastros que dejó la detonación y su onda expansiva, ambos varones estaban uno frente al otro y cuando el de 10 años activó la granada, el de 8 años se le tiró encima, mientras que la pequeña se alejó. Los “restos” de la granada estaban esparcidos por todo el frente de la casa hasta el punto que partieron el tanque de agua plástico y dejaron marcas en las paredes.

Los padres de los niños, así como otros familiares cercanos fueron interrogados para la investigación que realiza el Cicpc. Ayer en la mañana estaban en la morgue de Barquisimeto, pero no quisieron brindar declaraciones.

Información de La Prensa de Lara.

Comentarios
Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email
PUBLICIDAD